Falsos mitos sobre el ahorro en la calefacción de gas

945 28 47 33
Falsos mitos sobre el ahorro en la calefacción de gas

En nuestra dilatada trayectoria en tareas de instalación de calefacción en Vitoria hemos tenido la fortuna de ayudar a todos nuestros clientes de la forma más profesional, ofreciéndoles un servicio eficaz y completo junto con el asesoramiento más completo. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para explicaros algunos mitos sobre el ahorro en el hogar con sistemas que funcionan con gas natural.

Hoy en día no son pocas las personas que deciden ahorrar al máximo en su día a día. Reducen el gasto en el coche, en ropa, en ocio… Todo lo que sea susceptible de recorte es bien visto. Uno de los puntos que más atracción crean es la calefacción. Todo el mundo parece tener el secreto para minimizar la factura mensual. Sin embargo, hay mucho mito por ahí que es necesario explicar y puntualizar.

Gracias a nuestra experiencia en la instalación de calefacción en Vitoria podemos contarte que lo primero que hay que hacer es huir de la publicidad. ¿Es el gas la mejor opción para el hogar? No. Es una buena opción junto con otras muchas. Tampoco será la más barata, aunque no se encuentra entre las más caras.

Segundo mito, seguro que lo has escuchado alguna vez: “Apagar la calefacción sale caro. Es mejor dejarla funcionando a temperatura constante”. Es cierto que al poner en funcionamiento la caldera se produce un pico de gasto pero jamás equivaldrá a tenerla funcionando durante las 24 horas del día. Cuando no se esté en casa, es conveniente apagarla.

Tampoco es conveniente creer que el calor del hogar no se escapará por las ventanas o puertas. Según un estudio de la Universidad de Zaragoza, en las casas con mejor climatización la pérdida se puede reducir hasta el 25%, pero nunca hasta 0.

En último lugar, desde Royber, S.C. no podíamos olvidarnos de contarte que no te fíes de los que te aconsejen instalar grandes radiadores para tu caldera, ya que no funcionarán mejor, sino que habrá que buscar el tamaño indicado para cada estancia del hogar.